Shopping Bag

Tu primera vez...

Un hombre pasa de ser un simple mortal masculino a caballero, cuando se hace su primer traje a la medida. Esta simple, pero imprescindible decisión debe hacerse idealmente en los 20s pero, nunca es tarde. Si estas un poco dudoso en tener tu primera vez con un sastre, seguro desconoces absolutamente todas las ventajas que el convertirte en caballero significa. 

 ¿Cómo empezar?

Primero, ubica un lugar con mucha experiencia y respaldo. Investiga un poco, checa que  tenga buenas referencias. Será como dar tu primer beso, no se lo ibas a estar soltando a cualquiera... bueno, mejor olvida esta comparación. Es muy importante acudir a una excelente sastrería, punto.

 

¿Para qué lo quieres?

Esta pregunta no es tonta. Lo segundo que debes saber una vez encontrado el lugar ideal, es para qué ocasión usarás el traje, qué es lo que más te servirá. Ejemplo: Si lo necesitas para estar impecable en el trabajo en esas ocasiones especiales tipo juntas, exposiciones, salidas, impresionar al jefe o su esposa... entonces necesitas que las telas sean más fuertes y resistentes, así debes comunicárselo a tu sastre. En cambio si necesitas un traje sólo para momentos irrepetible como bodas, divorcios o algo que consideres muy especial, pide algo con muchos hilos y menos peso, el efecto en la tela es excelente.

 

¿En qué tono, color?

Cuando el sastre te pregunte, ¿Qué color desea caballero? *sirviendo una copa de coñac... piensa que es mejor comenzar con algo muy neutral, es tu primera vez y necesitas salir bien librado para recordar la experiencia como algo maravilloso y no salir con remordimientos.

Por eso, lo mejor es empezar por un color azul marino o gris oscuro. Ni el extremo y contundente negro, ni caer en la fina línea de salir con un traje muy claro y no ser feliz, sin mencionar que no te debes dejar ir como gordo en tobogán pidiendo un traje rojo rubí brillante o algo parecido.

Estos dos colores por el contrario, lucirán en un traje que podrás llevar con todo, para toda ocasión, y con los accesorios correctos inclusive lo podrás usar en cualquier elegante gala.

 

Flojito y cooperando...

Ya estas en sus manos, ahora permite que te haga suyo y déjate llevar. Recuerda que lo importante de hacerte un traje a medida es que son tus medidas, y si te mueves de más,  pues no va a quedar tan padre.  Sigue sus instrucciones para que los patrones queden perfectos. Además evítale la molestia al hombre de estarte regañando. 

Mientras están en sintonía aprovecha para preguntar cualquier duda que tengas sobre cómo cuidar tus prendas. El hombre es tu maestro, absorbe su sabiduría al máximo.

 

 

Déjate esculpir 

Ocurre que uno que otro conocido te va a querer aconsejar sobre tu primera vez y van a querer recomendarte solapas, hombreras, dobleces infinitos, etcétera, pero no escuches a nadie que no sea tu escultor. Y es que eso es un sastre finalmente, esculpe con tela un traje que a nadie le irá mejor que a ti, (de ahí la razón de su precio). Hará majestuosas tus antes llamadas cualidades y las que no se deban resaltar pues, las va a ocultar o a corregir. ¿Tienes un hombro o un brazo más bajo? Voilà, no más. ¿Magia? No, sastrería.

 

 

Detalles mil

Sólo como tip y para evitarte la pena de parecer hombre de cromagnon... échale una googleada a todos los detalles que puede tener un traje made to measure. O sea, desde el saco, si se ve padre abotonado doble, cruzado, si con solapas estrechas o anchas y el pantalón con bajo sencillo o con vuelta, con tirantes, con cinturón, en fin. Hay un mundo ahí y para que no te veas tan salido de la caverna te recomendamos aprender un poco sobre estos detalles, para tomar una mejor decisión sobre el diseño.

 

No estés encima de él después de haber terminado

Típico que como ya intimaron te sentirás con el derecho de exigirle, pero no caigas en este error. Parte de la experiencia de hacerte de un traje a medida es realizarte al menos dos pruebas y puedan ajustarlo hasta que quede perfecto. Así que por más que le ruegues e implores que tienes prisa y lo necesitas, no va a funcionar, y si es así, ten la seguridad que el traje no estará terminado a la perfección. Mejor contempla de un mes a dos para que te entreguen tu nombramiento a caballero.

 

Al grano. ¿De cuánto va a estar el golpe?

Podríamos decirte un millón de cosas sobre lo maravillosa que será tu primera vez, el que poseerás una pieza de artesanía echa a mano, invaluable, de la más alta calidad, con las mejores y más finas telas que perduraran una eternidad; que se pagará solo porque cada vez que te digan: ¡te ves increíble en ese traje! vas a desquitar cada centavo y con intereses, que, que... bueno pero igual a ti te importa el precio. Evidentemente depende del lugar al que decidas ir pero una sastrería que se respete, no bajará de los $9000.00 eso ya dalo por hecho. Y de ahí, el cielo es el límite. 

Y ya, el día que te vuelvas acreedor al cargo de caballero, recuerda tomarte una selfie para presumir a todos lo que no pasan de ser hombres, que haz sido bendecido con un traje a la medida.

Older Post Newer Post


0 comments

Leave a comment