Shopping Bag

Camisas de puños y cuello blanco = Perfecta elegancia

Este look milenario en los más altos estándares de la moda de todos los tiempos, es pasar de verte elegante a elegantemente perfecto.

Desde el siglo XVIII los hombres de las más altas clases comenzaron a usar camisas y cuellos blancos para sus camisas. Al mantenerse blancos denotaban su alta capacidad monetaria de poder comprar nuevas camisas frecuentemente, ya que el cuello y los puños es lo qué más se desgasta en la vida de una camisa.

Para el siglo XIX, era toda una tendencia, y las clases medianas que no podían comprar este estilo, optaron por asistir a ciertos lugares de sastrería que cambiaban sólo el cuello y puños alargando increíblemente la vida útil de sus camisas. 

Tener puños y cuello blancos inmaculados siempre significó en esa época un alto nivel en la sociedad, porque aun asistiendo a los talleres que se encargaban de hacer los cambios de puños y cuello, se consideraba un pago excesivo por este trabajo que además era catalogado como artesanal, por lo que portar una camisa así denotaba el alto status de su poseedor.

Debemos saber que en la actualidad este tipo de camisas son catalogadas como menos formales, pero son muy recomendables para vernos mucho más elegantes ya que visualmente el contraste de colores funciona excelente.

Cuándo y cómo usarlas?

En un evento de ceremonia opta por una camisa azul cielo o rayada azul con blanco, además este look se ajusta a protocolo.  Combina con un traje azul oscuro, gris o negro, y puedes utilizar corbata en color contrastante pero no la combines con un pañuelo, usa un color más claro a la corbata o no lo utilices. 

 

 

En ceremonias de menor etiqueta, o más familiares, puedes no usar corbata y mantener este look de manera menos estricta. El simple hecho de usar el cuello blanco ya le da un plus de formalidad. En este caso, los pañuelos de cualquier color y estampado son bienvenidos. 

 

 

Si eres poseedor de un traje al estilo príncipe de Gales, o sea, color hueso, crema, perla, etc.; entonces las camisas rayadas de cualquier tono con cuello blanco son el match perfecto.

Para un evento como Open House, lanzamiento, conferencia, visita, entrevista, o algo de índole política, utiliza camisas rayadas o cuadriculadas en color rosa, lila, morado, rojo y contrasta corbatas en tonos verde o azul. Este look va perfecto con trajes única y exclusivamente lisos. 

 

 

Para una entrevista de trabajo, no hay mejor look que este. Recibir a un candidato que porte un traje en color oscuro, con una camisa que tenga un cuello impecablemente blanco, bien combinado con corbata y zapatos tan brillantes como la seda, es un si seguro. 

 

 

Por último, al usar este tipo de camisas con jeans, subes de casual a casual formal, da una mucho mejor impresión, se expresa un look elegante dentro de lo simple de la vestimenta informal.

 

 

Older Post Newer Post


0 comments

Leave a comment